AIRLANDER 10: Los dirigibles vuelven a tomar los cielos

Airlander 10Se trata de la aeronave más grande del mundo que tiene 92 metros de largo (19 metros más que el Airbus 380, el avión más largo) con un peso de 20 toneladas, el cual vuela a una altitud máxima de 6.100 metros y alcanza una velocidad de 148 kilómetros por hora con sus cuatro motores. Puede que la velocidad no sea impresionante, pero en realidad el Airlander 10 está pensado para revolucionar el transporte en términos de eficiencia ecológica, no para batir récords de rapidez. Aunque parece un dirigible, en realidad combina características de estos con las de aeronaves más pesadas que el aire; de ahí que el fabricante, Hybrid Air Vehicles, lo defina como una aeronave híbrida. Su historia es muy particular: Nació como un proyecto exclusivo para el ejército estadounidense, pero tras el recorte general de presupuesto en el 2013, su fabricante Hybrid Air Vehicles logró recuperar al prototipo, que fue reensamblado, reacondicionado, y puesto en escena una vez más. Su primer vuelo de pruebas de unas dos horas de duración – en el que alcanzó una altura máxima de unos 1.000 metros, en el aeropuerto de Cardington (Reino Unido) – se llevó a cabo la semana pasada, y una segunda prueba tuvo lugar este martes donde inesperadamente se estrello suavemente en el aeródromo de Befordshire, sin que nadie resultase herido,pero al estar en periodo de prueba se espera estos inconvenientes para perfeccionar su vuelo y evitar que se repitan. Si todo sale bien para el fabricante, podría haber cien unidades listas en los próximos cinco años. Hagamos un pequeño viaje en el tiempo hacia junio del año 2010. En esa época, el ejército estadounidense (específicamente, su división SMDC) y Northrop Grumman firmaron un acuerdo para llevar adelante el proyecto LEMV, siglas pertenecientes a «Long Endurance Multi-intelligence Vehicle». En esencia, el ejército quería un dirigible capaz de operar a una altitud de seis kilómetros (y mantenerse allí por varios días), con un radio de acción de tres mil kilómetros, reutilizable, compatible con operaciones geoestacionarias, e independiente de cualquier pista de aterrizaje tradicional. Frente a esos requerimientos, el proyecto se volcó en favor de la plataforma HAV304 creada por Hybrid Air Vehicles (uno de los fabricantes por contrato de Northrop Grumman), y su primer vuelo como prototipo del proyecto LEMV fue en agosto de 2012. Sin embargo en 2013 el gobierno estadounidense decidió reducir gastos y el LEMV cayó dentro del corte. En ese punto ya se había invertido casi 300 millones de dólares, y como la razón principal de la interrupción era económica, Hybrid Air Vehicles ofreció comprar el prototipo para recuperarlo. El Pentágono autorizó la venta por unos 300 mil dólares, y tres años después, el HAV304 regresó a los cielos bajo el nombre Airlander 10. La compañía lo describe como «un vehículo híbrido», ya que combina tecnología proveniente de dirigibles, aviones, y helicópteros. Con una longitud de 92 metros, el Airlander 10 es la aeronave más grande del mundo en actividad, superando incluso al impresionante Antonov An-225. Sus especificaciones técnicas describen a cuatro motores diesel V8 turbocargados, que habilitan una velocidad crucero de 148 kilómetros por ahora. Su altitud máxima es de 4.880 metros, y puede transportar hasta diez toneladas de carga. El Airlander 10 necesita casi 37 mil metros cúbicos de helio para permanecer en el aire, lo que puede hacer durante cinco días, siempre y cuando esté tripulado. De los 300 millones originales, Hybrid Air Vehicles recibió 100 millones para construir al Airlander 10, lo recuperó con el 0.3 por ciento del costo original, y ahora piensa que podría haber cien aeronaves iguales dentro de los próximos cinco años, a un precio de 29 millones de euros por cabeza. ¿Quién pagaría eso? Aunque parezca increíble, otras fuerzas militares. El objetivo original del Airlander 10 era realizar servicios de inteligencia, vigilancia, y rastreo de movimientos en tierra, pero al ser tan grande, también sirve con un método muy efectivo de disuasión, un «Gran Hermano militar entre las nubes», si se puede llamarlo así. Quien desee derribar uno necesitaría un sistema tierra-aire bastante avanzado o desplegar cazas, porque a 4.000 metros de altura los rifles no son una opción, y su casco de tres capas, que incluye una hecha de Vectran, es muy resistente. Asimismo, Hybrid Air Vehicles está trabajando también en el Airlander 50, el hermano mayor del 10, con una capacidad de carga de 50 toneladas, el cual recién verá la luz en el 2020.

EL TIBURÓN DE GROENLANDIA: ¿Una misteriosa criatura de 400 años de edad?

Greenland SharkLa Tierra está dominada por criaturas inmortales que son capaces de clonarse. Son las bacterias, unos microorganismos que pueden vivir en casi cualquier lugar de la superficie del planeta y para los que los conceptos de tiempo o de individuo no tienen sentido. Sin embargo, para la gran mayoría del resto de los seres vivos, el tiempo es más problemático. Aún así, algunos consiguen superar con holgura la duración de las épocas humanas. El árbol más longevo documentado tiene alrededor de 5.062 años, y vive aún en las Montañas Blancas de California. En el mundo animal, los corales más antiguos llegan a los 4.500 años. En mayo del 2006, una expedición de la NOAA (Administración Atmosférica y Océanica Nacional de los EE.UU.) descubrió cerca de Hawaii una esponja del tamaño de una furgoneta que parecía tener cerca de 1.000 años, aunque se sospecha que estos animales pueden llegar a superar los dos milenios de vida. Por no hablar de un molusco de apariencia inofensiva y muy similar a una almeja que fue descubierto en 2006: un ejemplar de Arctica islandica con 405 años de edad. Entre los animales vertebrados, los más viejos parecen ser las ballenas de Groenlandia, con sus dos siglos de edad, y las tortugas de los Galápagos, con sus 170 años. Pero una investigación publicada el pasado fin de semana en Science le ha dado el ‘premio’ al vertebrado más viejo de la Tierra a un animal que ha estado creciendo lentamente desde el XVII. Tal como han publicado investigadores de la Universidad de Copenhage dirigidos por Julius Nielsen, los científicos han descubierto un ejemplar de tiburón de Groenlandia de 392 años de edad. Se trata de una especie llamada Somniosus microcephalus, un tiburón que vive en amplias zonas del Atlántico Norte y que puede llegar a los cuatro o cinco metros de longitud. Aunque se sabe poco sobre su biología, los científicos creen que esta extraña criatura se caracteriza por crecer de una forma extremadamente lenta, lo que hace que cada año su longitud apenas se incremente en un centímetro. Esta peculiaridad les lleva a alcanzar su madurez sexual a los 150 años de edad.Para llegar a estas conclusiones, los investigadores no pudieron estimar la edad del animal analizando sus huesos, puesto que los tiburones tienen cartílago en vez de tejidos calcificados. Para evitar este inconveniente, los científicos usaron una nueva técnica de datación por isótopos en la que se analizaban las lentes de los ojos de los escualos. Estas lentes están formadas por unas proteínas muy estables y resistentes que se forman durante el desarrollo embrionario y que permanecen inalteradas durante toda la vida del animal, de forma que la acumulación de ciertos isótopos que provienen del medio ambiente y de la alimentación puede usarse para estimar la edad del organismo. La larga vida de estos animales y la sensibilidad de la técnica usada han permitido encontrar retazos de la historia del hombre en el cuerpo de estos escualos. Por ejemplo, se ha encontrado un rastro dejado por el comienzo del uso de combustibles fósiles, a principios del siglo XX, y conocido como efecto Suess, o por los miles de ensayos nucleares hechos durante la Guerra Fría.

SCIENCE: ¿Por qué los girasoles siguen al sol?

GirasolCon un tallo que puede alcanzar los 3 metros de altura, el girasol (Helianthus annuus) ha atraído la atención de biólogos y también de físicos y matemáticos. Tiene la particularidad de poder ‘girar’ en busca de la luz del sol. Es como si esta planta estuviera ‘diseñada’ para aprovecharla al máximo y producir nutrientes por medio de la fotosíntesis. La disposición de sus semillas, siguiendo la espiral de Fermat, ha inspirado el diseño de plantas solares más eficaces compuestas por centenares de espejos que no se hacen sombra unos a otros. A los biólogos les ha intrigado siempre esta capacidad, al que por cierto hace referencia su nombre (girasol). Gracias a ese movimiento denominado heliotropismo, el capítulo floral se dispone siempre mirando al sol. Esa orientación variable según la posición del sol sólo se manifiesta cuando la planta todavía es joven. Sin embargo, cuando madura, ya no gira y se queda en una posición fija orientada siempre hacia el Este. Y este era otro misterio. ¿Por que cambian el patrón de movimiento y, sobre todo, tiene alguna ventaja adaptativa? En la Universidad de California acaban de desvelar algunos de estos interrogantes al descubrir que estas plantas se sirven de su reloj circadiano interno, que actúa sobre las hormonas de crecimiento, fundamentalmente la auxina, para seguir el sol durante el día. “Es el primer ejemplo de un reloj circadiano en vegetales que modula el crecimiento en un entorno natural, y que además tiene repercusiones para la planta”, explica Stacey Harmer, autor principal de la investigación que se publica en Science. Hasta ahora se desconocía si el movimiento del girasol de este a oeste estaba originado por el ritmo circadiano o por el cambio de la presión en el interior de las células de la planta, que las hacía moverse, como ocurre en el geotropismo. Y este estudio aclara esta duda. Con este movimiento, como ya hacía sospechar la disposición de las semillas, el girasol busca aumentar su eficiencia energética. Algo que los investigadores comprobaron con algo tan simple como atar al girasol para impedir su movimiento. Y vieron que efectivamente, cuando no puede moverse durante su juventud siguiendo al sol pierde eficiencia fotosintética. La otra interrogante era por qué los girasoles dejan de moverse cuando maduran. Y también los científicos de la universidad de California parecen haber encontrado la respuesta. A medida que maduran y dejan de crecer, la eficiencia fotosintética deja de ser crucial. Sin embargo, se vuelve prioritario conseguir una buena polinización. Y al dejar de seguir al sol y orientarse siempre hacia el este, se calientan antes por la mañana, lo que una ventaja porque atraen más polinizadores, que prefieren los girasoles frente a otras plantas más frías. Para demostrarlo, los investigadores cultivaron girasoles en macetas y algunos de ellos los giraron hacia el oeste. Mediante una cámara de infrarrojos estimaron la temperatura de las flores y encontraron que los girasoles orientados al Este se calientan más rápidamente por la mañana. Y esto atrajo a cinco veces más insectos polinizadores. Y para asegurarse de que sus resultados eran válidos, calentaron las flores que habían colocado orientadas al oeste con un calentador portátil, lo que de nuevo atrajo más polinizadores. “A las abejas les gustan las flores cálidas”, aseveró. Según explica Harmer, parece que hay dos mecanismos de crecimiento en el tallo del girasol. La primera establece un tipo básico del crecimiento de la planta, sobre la base de la luz disponible. El segundo, controlado por el reloj circadiano y la dirección de la luz, hace que el tallo crezca más en un lado que en otro, permitiendo el giro de la planta. A medida que el girasol madura y la flor se abre, el crecimiento global se ralentiza y las plantas dejan de moverse durante el día y permanecen mirando hacia el este. Esto parece deberse a que, ante un menor crecimiento, el reloj circadiano asegura que la planta reaccione con más fuerza a la luz de la mañana que de la tarde o la noche, por lo que poco a poco deja de moverse hacia el oeste durante el día.

sunflower from Phil Fried on Vimeo.

UN ENIGMA PARA LA CIENCIA: Descubren una extraña criatura esférica en el fondo del Pacífico

El pleurobranquioLa tripulación del buque de exploración Nautilus, operado por la Ocean Exploration Trust, ha publicado a inicios de semana un vídeo del que podría ser el descubrimiento de una extraña criatura desconocida para la ciencia. En efecto, se trata de una esfera morada coronada por pequeños puntos blancos y que tiene un tamaño de entre cinco y seis centímetros, que fue encontrada, para sorpresa de los investigadores, en el fondo del Océano Pacífico, no muy lejos de la costa de Los Ángeles. «Aún estamos trabajando en identificar a la especie con nuestros compañeros del Museo de Zoología Comparada de Harvard, pero creemos que se trata de un pleurobranquio, un pariente de los nudibranquios», han explicado los investigadores. Ese grupo de animales está dentro de la gran categoría de los moluscos, y suelen conocerse como babosas de mar. Tras el hallazgo inicial, los investigadores comienzan a debatir si deben o no recoger a la criatura, y comienzan a ponerle nombres científicos provisionales. «No tengo ni idea de lo que es», dice uno de ellos, hasta que decidieron extraerlo del fondo a través de una manguera de succión. Una vez a bordo, «comenzó a abrirse y reveló que tenía dos lóbulos distintos», han dicho los científicos, quienes han reconocido que podría llevar años averiguar si están ante el hallazgo de una nueva especie o no. El Nautilus es un buque operado por el Ocean Exploration Trust, creado por Robert Ballard con el objetivo de impulsar la investigación científica y tomar imágenes de un mundo submarino que la mayoría de la gente nunca llega a ver. Recientemente, el equipo ha investigado la zona tectónicamente activa frente a la costa de California, en busca de organismos endémicos. Para realizar sus estudios, operan dos vehículos submarinos operados a control remoto (ROV) y – Hercules y Argus – que controlan a bordo del Nautilus. Además de la movilidad, los ROV tienen apéndices que se pueden utilizar para manipular lo que observan, como una manguera de succión que atrapa los especimenes que encuentran. Vaya uno a saber que sorpresas les aguardan mas adelante. Y es que a pesar de los adelantos científicos, sabemos muy poco de lo que ocurre en el fondo del mar.

SOLAR IMPULSE II: Una vuelta al mundo que hace historia

Solar Impulse 2En una muestra clara de empleo de energía sustentable, el avión solar Impulse II aterrizó en Abu Dhabi, luego de 17 meses de recorrido alrededor de la Tierra. De esta manera se convirtió en la primera nave en dar la vuelta por completo al planeta sin una gota de combustible líquido. Fue un reto que comenzó el 9 de marzo de 2015 y que finalmente ha culminado con el aterrizaje de la aeronave en el emirato casi un año y medio después. Atrás queda un viaje de más de 35.000 kilómetros en 17 etapas en el que el tiempo no ha sido lo importante. Si Phileas Fogg en la novela de Julio Verne ‘La vuelta al mundo en 80 días’ logró la proeza en menos de tres meses usando el tren o el barco como medios de transporte y en la actualidad es posible completar el recorrido en avión en apenas unas horas, lo que mueve este prodigio tecnológico es que no precisa de combustible fósil. Gracias a la energía solar ha sido capaz de ir cubriendo cada una de las etapas en un viaje que ha pasado por Omán, India, Myanmar, China, Japón, Estados Unidos, España y Egipto. “Tenemos que ser capaces de aconsejar a los gobiernos y tener más impacto en la industria”, contó durante la última etapa Bertrand Piccard, uno de los pilotos de la aeronave y el precursor de la iniciativa que tiene como objetivo el impulso de energías limpias. “Es una nueva era en la aviación. Hemos tenido que inventar algo completamente nuevo: vuela sin combustible, Durante la noche gastamos la batería que previamente se ha cargado con la luz solar”. André Borschberg ha sido el otro piloto con el que Piccard se ha ido alternando a los mandos del Solar Impulse II en todo este tiempo. Si fue Borschberg el encargado de empezar el viaje y llevó la aeronave desde Abu Dabi a Mascate en marzo de 2015, ha sido ahora Piccard el que ha recorrido los 2.763 kilómetros que separan El Cairo de la capital del emirato en una travesía que ha durado 2 días exactos y que ha dejado las baterías al 42% en el momento de su llegada. El avión alcanza una velocidad de entre 45 y 55 kilómetros por hora y es capaz de llegar a los 8.500 metros de altitud. Pesa 2,3 toneladas y es muy sensible a las condiciones climatológicas, aunque puede presumir con orgullo de garantizar un “futuro limpio”, tal y como aseguró el propio Borschberg. De hecho, su única limitación es la del descanso de los pilotos porque no necesita ni repostar ni ningún tipo de energía diferente a la de la luz del sol. Finalmente los dos pilotos han logrado completar su vuelta al mundo, sin embargo hubo varios momentos a lo largo del viaje en los que pareció que no lo iban a conseguir. Uno de los más delicados fue en Hawai, lugar en el que el Solar Impulse II tuvo que permanecer casi 300 días luego de la dura travesía por el Pacífico, que dejó varias averías en la aeronave. Tras despegar de Nagoya (Japón) el 28 de junio de 2015 y volar durante 5 días (más de 117 horas) hasta el archipiélago estadounidense, tuvieron que anunciar que era necesario posponer el resto del viaje hasta la primavera. Uno de los principales problemas era que las baterías habían sufrido daños irreversibles, por lo que la pareja tuvo que renunciar a completar su gesta en el año 2015. El 21 de abril de 2016 y con Piccard pilotando, el Solar Impulse II despegó de nuevo y dejó por fin Hawai con destino a San Francisco, pero aparecieron nuevos problemas, especialmente cuando más cerca estaba de su destino final. En El Cairo, su penúltima etapa, los suizos se vieron obligados a estar casi dos semanas. Primero debido a problemas de salud de Piccard, y luego por una tórrida ola de calor sobre Arabia Saudita, que provocó temperaturas superiores a los 45 grados. Cuanto más calor hace, más potencia necesita el avión solar para mantenerse en el aire y poder avanzar, por lo que hubo que esperar a que las condiciones climáticas fueran las adecuadas. Ahora, con la gesta completada, es el momento para que Piccard y Borschberg descansen, aunque no por mucho tiempo porque ya reparan el Comité Internacional de las Tecnologías Limpias, una ONG con la que buscan reunir a los principales actores internacionales en el campo de las energías verdes con el fin de ayudar y asesorar a los Gobiernos en sus políticas energéticas. “El mundo va en la dirección equivocada. Estamos destruyendo el planeta, la naturaleza y los recursos naturales. Envenenamos a miles de niños que respiran el aire que no deberían. Debemos hacer las cosas de una manera diferente”, concluye Piccard.

NGORONGORO: El Edén de África

NGORONGOROHay sitios en el mundo que sobresalen por su gran belleza natural o por su fascinante cultura y los hay desde luego, otros que conjugan las dos condiciones al mismo tiempo. Un claro ejemplo de ello, es el cráter del Ngorongoro, situado al norte de Tanzania y a algunos kilómetros del Parque Nacional Serengueti, una de las mayores reservas ecológicas del continente. El Ngorongoro es un majestuoso volcán de 20 kilómetros de extensión y 600 metros de altura, enclavado en el corazón de la sabana y que debido a su inactividad casi milenaria, alberga en el interior de su cráter una importante reserva de animales salvajes tale como cebras, gacelas, búfalos, elefantes, antílopes, flamencos rosados y blancos y rinocerontes negros. Para llegar hasta este maravilloso escenario natural, hay que contratar obligadamente una excursión guiada en la ciudad de Arusha (urbanización más próxima a la reserva) ya que no está permitido el acceso al parque de personas por su propia cuenta, dado que es necesario no sólo que conozcan el camino, sino además, que tengan una serie conocimientos en lo que a comportamiento animal respecta, ya que al ser un bioma tan extenso, en cualquier lugar pueden aparecer animales salvajes y provocar una fatalidad si no se sabe de qué manera reaccionar. Generalmente las excursiones comienzan a la mañana apenas sale el sol, y luego de ingresar al parque en el jeep de la agencia, se comienza con el ascenso acompañado por guardaparques y lugareños que conocen el camino como la palma de su mano. Luego de casi una hora y media de caminata, se llega al cráter y desde allí se tiene una de las mejores vistas no solo del interior del volcán sino de la fascinante combinación de lagos, bosques y salinas que se ubican en la base del mismo y que alcanzan su máximo esplendor cuando se las aprecia desde aquellas alturas. Pero más allá de la belleza natural, lo que más fascina a los viajeros que llegan hasta este lugar, es la posibilidad de relacionarse con los nativos masai, uno de los grupos étnicos más importantes que habitan en la base del volcán y que generalmente se encuentran pastoreando las ovejas, enfundados en sus típicas túnicas rojas y con unos llamativos collares de marfil, que los usan a modo de adorno tanto en el cuello como en la cabeza.Si eres un fanático de los safaris y del contacto con la vida salvaje, cuando planees un viaje al continente africano no dejes de considerar una visita a este imponente e increíble escenario natural.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: