DRONES: Intrusos de la naturaleza

Drones vs. animalesEn estos tiempos en que estos aparatos voladores son utilizados con mayor frecuencia en el estudio de poblaciones de animales salvajes, su proliferación ha multiplicado sus choques con las criaturas de la naturaleza. En efecto, los investigadores han descubierto por ejemplo, que el ruido de las hélices provoca temor en los elefantes, quienes huyen en estampida al verlos volar sobre sus cabezas. Los drones, de este modo, sirven para pastorear a estos grandes animales, alejándolos de las poblaciones humanas en el África: así, durante un año no tocaron ni una sola mazorca en el área de pruebas de esta tecnología. Sin embargo, hay ocasiones en que logran derribarlos con sus trompas y pisotearlos hasta no dejar nada de ellos. Es un ejemplo más de la particular relación que mantienen las bestias de la naturaleza y las criaturas tecnológicas. Se asustan, se combaten y se cazan. La última decepción vino de Sudáfrica, donde los drones prometieron proteger a los rinocerontes de los cazadores furtivos, pero fracasaron en su intento: el parque Kruger ha cancelado el programa “muy decepcionado” con el desempeño de los vehículos aéreos no tripulados. En los últimos años los drones se han hecho cada vez más accesibles propiciando su proliferación incluso en la investigación y conservación de especies animales, como en estos casos. Pero conviene actuar con cuidado. “Los drones pueden ser extremadamente ruidosos y pueden afectar el paisaje sonoro natural”, asegura el Servicio de Parques Nacionales de EE. UU. en una advertencia que prohibía su uso. “Además, pueden tener impactos negativos en la vida silvestre cercana”. No era una suposición: cada vez vamos conociendo mejor los niveles de estrés que estos aparatos provocan en los animales. Los osos negros disparan su ritmo cardiaco en presencia de los drones: hasta 123 pulsaciones más por minuto, un susto registrado incluso en un ejemplar que ya se había recogido para hibernar. Para los investigadores de la Universidad de Minnesota que publicaron este estudio, fue más significativo descubrir que su conducta no variaba en absoluto: la procesión iba por dentro. “Solo porque no podemos observar directamente un efecto no significa que no está ahí”, explicaba Mark Ditmer, autor principal del estudio, sobre la necesidad de ser cautelosos. Por ejemplo, estos días se ha alertado de que los drones estaban arruinando uno de los momentos más delicados de la vida de las focas y otros mamíferos marinos que buscan cobijo en las playas de California para la crianza. “Estos animales son realmente sensibles y necesitan ese tiempo [cinco semanas de cría y aprendizaje], las crías necesitan ese tiempo con sus madres”, advertía Laura Chapman, responsable del Centro de Mamíferos Marinos. Los cetáceos también preocupan a los científicos, dado que ya es común seguir poblaciones de ballenas, orcas o delfines con drones. De momento, según un estudio publicado el mes pasado, parece que el ruido de los aparatos no les causa molestias, a pesar de la gran sensibilidad acústica que disfrutan (y padecen) estos animales. El camino en este tipo de trabajos lo abrió un grupo de la Universidad de Montpellier descubriendo claves para no asustar a las aves al estudiarlas con drones: sobre todo, no conviene acercarse en trayectoria vertical hacia ellas porque se llevarán un susto pensando que es un depredador que se abalanza. Por todas estas razones, biólogos de la Universidad de Adelaida publicaron en la importante revista Current Biology una serie de buenas prácticas para evitar caer en aquello de que el observador modifica lo observado. Es oportuno cambiar aviones y helicópteros por aparatos no tripulados – durante el siglo XX murieron 60 biólogos de EE. UU. en accidentes aéreos tratando de estudiar la vida salvaje -, pero de nada sirve si por el camino espantamos a los animales objeto de estudio. Las denuncias a la policía británica por las molestias de los drones se han multiplicado por 12 en dos años. Los animales no llaman al 112, pero también están tomando medidas. En los últimos meses hemos visto a halcones, gansos y águilas tumbando en pleno vuelo a estos zánganos de plástico. No son los únicos: gracias a sus cámaras, también tenemos pruebas de antílopes que los cornean, canguros que los noquean a puñetazos, guepardos que les lanzan zarpazos y tigres que los capturan en grupo. Este último caso, un espectacular vídeo de una multitud de tigres siberianos dando caza a un dron, sirvió para mostrar otra cara infame de su uso. En el zoo chino en el que se captaron las imágenes se usan los drones para incentivar el movimiento en unos animales – que malviven en unas condiciones deplorables – ante los turistas que lo visitan. Antes se hicieron famosos los chimpancés de un zoológico holandés por atrapar usando palos uno de estos aparatos que estaba filmándolos. Allí, en los Países Bajos, parece estar tan extendida esta tecnología que su policía ha desarrollado una estrategia para derribar los drones potencialmente peligrosos: han entrenado águilas para cazarlos, y lo hacen con una efectividad extraordinaria. El Ejército francés también las usa. Conociendo el instinto de las rapaces para atrapar drones, habrá que ver cómo se desarrolla la futura industria de los drones de reparto en una ciudad como Nueva York, con una de las mayores concentraciones de halcones peregrinos del mundo. Los robots no solo van a ocupar los trabajos de los humanos, sino que también se postulan para sustituir a los animales. Por ejemplo, ya se han probado para pastorear a rebaños de ovejas. Y se ha desarrollado un dron en forma de halcón para realizar la labor que realizan estas rapaces en el entorno de los aeropuertos, espantando aves que puedan colisionar con aviones. Ante la crisis actual por la desaparición de abejas, investigadores japoneses han desarrollado unos minidrones que sirvan para polinizar las plantas. Según los expertos, todavía les queda mucho para poder sustituir a los insectos de manera eficiente; podría tratarse de otro caso de solucionismo tecnológico, como el de los drones contra los furtivos, mientras en China están usando trabajadores para polinizar a mano los cultivos. Por no hablar de la patente de IBM de drones que saquen a pasear al perro. No obstante, a pesar de los múltiples cuestionamientos por su uso, los drones siguen tratando de ayudar a las criaturas salvajes. En EE. UU. se usan para diseminar vacunas que salven a los hurones. Y en Sumatra ayudan a conocer el verdadero peligro de extinción que afrontan los orangutanes. Hay millares de ejemplos en los que los aparatos voladores colaboran en labores de conservación. Pero como decían los especialistas en Current Biology: “Necesitamos desarrollar y aplicar proactivamente técnicas de monitoreo de bajo impacto. Hacerlo expandirá nuestro arsenal tecnológico en la batalla para atender la preciosa y cada vez más amenazada vida salvaje de la Tierra”.Falta saber si los animales terminarán acostumbrándose a su presencia en su medio natural. Por el momento,la ‘guerra’ está declarada.

SCIENCE: ¿Por qué la humanidad siempre está en guerra?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA Los conflictos que se suceden en el mundo en pleno siglo XXI crecen a un ritmo vertiginoso porque nadie esta dispuesto ceder a sus posiciones para tratar de apaciguarlos. Lo que debe sorprendernos sin embargo, es que algunos puedan creer que la ‘adicción’ a las guerras no es parte de la naturaleza de los humanos. Esta singular teoría es sostenida por los antropólogos finlandeses Douglas Fry y Patrik Soderberg, quienes están convencidos de ello a pesar de la incredulidad de la mayor parte de la comunidad científica. En efecto, en su estudio publicado por la revista ‘Science’ se analizaron a 21 sociedades nómadas primitivas y concluyeron que la conducta bélica era poco común entre los cazadores y recolectores errantes. El 55% de los incidentes de agresión mortal registrados tenía un único asesino y una única víctima y se debían a disputas personales. En 20 de las 21 sociedades, solo un 15% de los homicidios se debían a conflictos grupales. Según Fry, los actos de guerra se generaron mucho después, cuando aparecieron sociedades con una jerarquía compleja. Cabe destacar que esta conclusión no coincide con las teorías más extendidas sobre la guerra. Algunas de ellas son las que les ofrecemos a continuación: 1.-La agresividad es un instinto humano. Para Sigmund Freud, la agresividad es un instinto de los humanos que viene desde los albores de la humanidad.”Los humanos somos asesinos por naturaleza, ya que a diferencia del resto de animales que lo hacen únicamente para comer, nosotros también matamos por placer” indicó. El psicólogo británico John Bowlby no solo postuló en su momento que la guerra es parte inherente a la vida, sino que la tarea de un Estado es mantener el orden dentro de una sociedad dando salida a los brotes de la agresividad y energía acumulada en forma de conflictos armados con un enemigo externo. 2.- Teorías económicas. Se trata de la explicación más popular del porqué la humanidad siempre está en guerra. Por más diferentes que sean, sus autores -desde Platón hasta los politólogos contemporáneos- coinciden en que una guerra, en primer lugar, es un intento de apoderarse de los mercados y recursos naturales de otros países. Algunos de los ejemplos más cercanos son Irak, Afganistán, Libia y Siria, donde bien por sus recursos energéticos o su posición estratégica, son ambicionados por las potencias extranjeras – léase EE.UU. y sus secuaces de la OTAN – los cuales pretenden desestabilizarlos, financiando grupos terroristas como ISIS, Al Nusra y Al Qaeda, pero cuando ya no les son de utilidad, los bombardean como en Siria y Afganistán, con el objetivo de exterminarlos para eliminar cualquier prueba comprometedora. 3.- La guerra es un modo de distraer a la gente de los problemas internos. Crear conflictos es un modo de redirigir la ira de la nación y distraer a la gente de los problemas internos que tiene, como, por ejemplo, una crisis económica. En esos momentos suelen llegar al poder personalidades con una voluntad muy firme y ambiciones enormes, como Napoleón o Hitler, ya que el pueblo suele considerarlos como personajes capaces de resolver sus problemas, según formularon en 1971 los sociólogos estadounidenses Joan Dalgleish y Maurice Walsh. Una gran parte de los analistas políticos contemporáneos explican con este motivo, por ejemplo, la permanente retórica bélica por parte de Israel (sacudido por la crisis del empleo), o Corea del Norte (cuya situación es extremadamente vulnerable debido a las sanciones internacionales en su contra) 4.- La ‘teoría del predominio de la juventud’.Según algunos sociólogos, como Gaston Bouthoul, Gunnar Heinsohn y Samuel Huntington, entre otros, las guerras surgen, en primer lugar, en los países donde hay muchos varones jóvenes. Heinsohn calcula que el mayor riesgo surge cuando los jóvenes de entre 15 y 29 años de edad son un 40% de la población masculina del país, no tienen trabajo o tienen un salario muy bajo. Además, esta circunstancia se ve agravada en las sociedades como las musulmanas en las que la religión tiene un gran peso, lo que obliga a muchos jóvenes a no mantener relaciones sexuales hasta el matrimonio, unión que, económicamente, no está al alcance de todos los sujetos. Según él, una vez combinados estos factores, surge un motín, una revolución, una guerra civil, un genocidio o un conflicto armado con otro país. Insiste en que esta es la causa principal del radicalismo islamista. Lo triste de todo ello, es que nuestro planeta es el que paga las consecuencias de sus acciones. En estos momentos el mundo contiene la respiración porque dos dementes como Donald Trump y Kim Jong-Un se muestran los dientes dispuestos a desatar una conflagración nuclear que seria el final de la humanidad. ¿Estaremos condenados a la desaparición?

EL GALLO DE LA PASIÓN: El gran olvidado durante la Semana Santa

EL GALLO DE LA PASIÓNSe trata de uno de los protagonistas de los acontecimientos que precedieron a la muerte de Cristo a manos de los judíos y que a su vez, es el más ignorado por todos: el gallo de la Pasión. Como sabéis, el episodio de las tres negaciones de Pedro, acompañadas del doble canto del gallo, es uno de los más conocidos del evangelio, probablemente a causa del protagonista, ya que en el episodio se trata nada menos que del pecado del primero de los apóstoles, quien de una forma cobarde negó a su Maestro al ser reconocido como uno de sus seguidores, para evitar ser detenido y compartir el mismo destino que Jesús. En efecto, dicen las Escrituras que cuando Jesús afirmo en la última cena que uno de sus discípulos lo traicionaría, Pedro se levanto inmediatamente y le respondió que el no lo haría jamás, pero Jesús le respondió “antes que el gallo cante dos veces, me negarás tres”. Y efectivamente, así sucedió. El relato nos presenta las tres negaciones de Pedro en forma progresiva. La primera vez, cuando la criada acusa a Pedro de ser uno de los que andaba con Jesús, éste le responde simplemente que no entiende de qué habla (Mc 14,68), es decir, se hace el desentendido, en un intento hábil por escabullir el asunto, para no llegar ni a contradecir a quien lo delataba en público, ni a negar abiertamente que conocía a Jesús. La segunda vez, cuando la criada abiertamente lo acusa: “Este es uno de ellos” (Mc 14,69), el evangelista se limita a decir: “Pedro lo negó de nuevo” (Mc 14,70). Ahora no puede decir que no ha entendido, ya que le echan en cara por segunda vez la misma acusación: “es uno de los de Jesús”. Esta vez Pedro abiertamente niega ser uno del grupo del Maestro. De la ambigüedad inicial se pasa a una clara negación: Pedro niega ser del grupo de Jesús. La tercera vez, ya no es la criada, sino un grupo de los que estaban allí los que le gritan: “No hay duda. Tú eres uno de ellos, ya que eres galileo” (Mc 14,70). Aquí el drama es mayor, porque no es sólo una persona la que delata a Pedro, sino todo un grupo de los que se encontraban en el patio interior de la casa del sumo sacerdote. Esta vez Pedro no se limita a negar su pertenencia al grupo, como en el segundo caso, sino que expresamente niega conocer a Jesús: “Yo no conozco a ese hombre del que me hablan” (Mc 14,71). Del negar pertenecer al grupo, al negar conocer a Jesús, sólo hay un paso. Pedro que, primero negó su condición de discípulo, ahora niega conocer al Maestro, entrando así en la contradicción más grande de su vida. No niega solamente a Jesús, sino que niega su misma vida. Negando a Jesús, Pedro ya no es Pedro. Ya no es cabeza visible de la comunidad, porque su fe ya no es la roca firme que un día alabó Jesús. Negando a su Maestro, todo ha terminado para Pedro. La tercera negación es símbolo del pecado como rechazo de Jesús y como rechazo de la propia vocación cristiana. Dice el evangelio que luego de la tercera negación, el gallo cantó por segunda vez (Mc 14,72), cumpliéndose así al pie de la letra la predicción de Jesús durante la última cena (Mc 14,30). En aquel momento, dice el texto bíblico, “Pedro se acordó de lo que le había dicho Jesús […] y se puso a llorar” (Mc 14,72). La importancia radica que al momento que Pedro reniega a su Maestro, el canto del gallo – profetizado por Cristo – le recuerda su traición. Si bien se dice que Jesús lo perdono luego de su resurrección, el mismo Pedro no se lo pudo perdonar y a la hora de su muerte recordó su cobardía por negar a Cristo y pidió ser crucificado cabeza abajo “para no morir como su maestro” petición que el verdugo cumplió a prontitud. En cuanto al gallo de la Pasión, nunca mas se supo de el. Quizá termino convertido en un buen caldo. Pero debido a su participación en este episodio tan crucial en la historia de la Cristiandad, es habitual ver su imagen sobre los cruces ubicadas en lo alto de algunas iglesias como anunciando la buena nueva. Lo que hay que ver. Aprovecho el momento para desearles unas Felices Pascuas.

BALI: Un paraíso ahogado en plástico

BaliEn la isla de Bali, en Indonesia, podemos encontrar playas paradisiacas, extensas terrazas de arroz y centenarios templos. Pero todas estas maravillas corren el peligro de desaparecer inundadas en plástico. En efecto, Indonesia es el segundo país con mayor contaminación por plástico, con 3.220 millones de toneladas de residuos del citado material, según un estudio de 2015 de la Universidad de Georgia, en EEUU. La isla de Bali en concreto, destaca como una de las zonas más contaminadas de Indonesia. Con una población de 4,5 millones desecha 1.000 toneladas de desperdicios plásticos diarios, incluso supera a Yakarta, la capital del país, donde viven 12 millones de personas y se acumulan unas 750 toneladas de plástico a diario. Uno de los causantes de este problema es el turismo que llega a la isla. De los15 millones de personas que visitan el país cada año, el 40% van a Bali. El nivel de contaminación empeora por el “comportamiento consumista” de los visitantes, que generalmente consumen bebidas y comidas durante el trayecto, según expertos conservacionistas. A esto se une el desinterés político por el medio ambiente. Bali ni siquiera cuenta con una política de tratamiento y reciclaje de basuras. “Indonesia cuenta con políticas y leyes (contra la contaminación), pero debido a la corrupción parece incapaz de actuar” indica Mike O’leary, director de la fundación ROLE (Ríos, Océanos, Tierras, Ecología) , con sede en Bali y que ofrece programas de educación y capacitación para promocionar la sostenibilidad del medio ambiente. Este grupo, cuyo lema es “cero desperdicios en el océano”, organiza junto a las comunidades locales campañas de limpieza en algunas de las playas más afectadas por la contaminación del plástico. Los desperdicios arrojados, como bolsas, botellas y demás recipientes, se acumulan en las cunetas de las carreteras, caminos, riachuelos y manglares para acabar en el mar, donde los animales marinos pueden consumirlo y morir por ello. El amontonamiento de las basuras ha agravado además las inundaciones de la región e incluso ha creado problemas sanitarios en las áreas más afectadas de la isla. Los efectos en el medio ambiente y el océano causados por la contaminación plástica fue uno de los temas tratados por los expertos de todo el mundo en la cuarta Cumbre Mundial del Océano, celebrado a finales de febrero precisamente en Bali, donde se invocó al gobierno indonesio a solucionar el problema. Según el Foro Económico Mundial, siguiendo a este ritmo para 2050 los océanos contendrán más residuos plásticos que peces, en términos de peso. En Indonesia recientemente se hizo viral un vídeo en el que una bolsa verde se disuelve instantáneamente en un vaso de agua caliente para ser consumido por una persona. “El mensaje que pretendía lanzar es que una bolsa de bioplástico es tan inofensiva que hasta un ser humano la puede consumir. Por lo que si reemplaza a las bolsas de plástico convencional podríamos salvar la vida de millones de animales marinos”, indica Kevin Kumala, fundador de la empresa Avani. La compañía, con sede en Bali, comenzó en 2013 a investigar cómo fabricar materiales respetuosos con el medio ambiente hasta que encontró una fórmula para producir bolsas con almidón de yuca, tan resistentes como las usuales bolsas de supermercado. “Nuestras bolsas se convierten en compost en 45 días en condiciones favorables, como la época del monzón, y un máximo de 100 días, mientras que las bolsas de plástico tardan décadas en descomponerse”, asegura el emprendedor, cuya empresa además produce otros utensilios como vasos, ponchos o recipientes de comida biodegradables. La sociedad indonesia empieza a comprometerse con la lucha contra el plástico. Un creciente número de hoteles, restaurantes, cafeterías y otros establecimientos luchan para preservar la conocida como “isla de los dioses”. Una iniciativa social liderada por un grupo de adolescentes, con el nombre de “bye bye plastic bag” (adiós a las bolsas de plástico), logró recientemente que el Gobierno se comprometa a prohibir las bolsas de plástico para el 2018. El Gobierno también ha tomado otras medidas, como imponer impuestos al consumo de bolsas de plástico, son implementadas a cuentagotas en el archipiélago, ante el escepticismo de los ecologistas. “Indonesia fue uno de los fundadores de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) y es uno de los mayores productores de petróleo del mundo. Cuando hablamos de regular el uso del plástico, para cuya fabricación es necesario mucho petróleo, los intereses chocan”, recela Kumala.

ANOMALIAS DE LA NATURALEZA: Un misterioso patrón geométrico en el lago mas grande de Islandia

iceland Una noticia dada a conocer hace algunos días atrás sobre la aparición de unas extrañas marcas sobre la superficie de un lago congelado, ha originado toda clase de especulaciones cerca de su origen. En efecto, imágenes increíbles de un inexplicable y algún misterioso patrón de zigzag que se extiende por más de dos kilómetros (1,25 millas) por la superficie de un lago en Islandia han desconcertado a los lugareños, provocando diversas teorías acerca de lo que sería, que van desde extraterrestres a monstruos acuáticos, informa el portal Lonely Planet. Las extrañas marcas del lago Thingvallavatn, en el Parque Nacional Thingvellir, fueron compartidas por la página de Facebook del parque a principios de este mes. La cuenta ha informado que el raro patrón, un fenómeno aparentemente nunca visto en la zona antes, había sido detectado por un residente cercano. Tras la publicación de la imagen los aficionados a lo paranormal comenzaron a especular sobre alguna actividad alienígena, monstruos desconocidos y extrañas teorías de la conspiración: “El 9 de marzo, alguien observó un patrón de aspecto extraño en la capa de hielo, un fenómeno nuca visto antes”, dijo Einar AE Saemundsen, portavoz del Parque Nacional Thingvellir, a los medios de comunicación. “El patrón lineal y perpendicular se extendía más de 2 km en el lago. Las líneas no se formaron en la misma zona, por lo que no se trataban de grietas.” Saemundsen observó que los sorprendentes patrones lineales, que cubrían un área de más de dos kilómetros, no se habían formado en la misma región que las otras grietas en el hielo. También comentó que muchos habitantes especularon con la posibilidad de que se tratase de una formación de origen extraterrestre. “Las especulaciones comenzaron, y hay explicaciones que hablan de que se trataría de obra de los alienigenas o incluso de monstruos desconocidos en el lago” agregó Saemundsen. No obstante, el misterio ha sido aparentemente resuelto, cuando los expertos han ofrecido una explicación. Científicos sostienen que las marcas son el resultado de un fenómeno increíblemente raro llamado ‘rafting de dedos’, que ocurre cuando dos capas delgadas de hielo que flotan sobre el agua chocan y se empujan una a otra alternadamente, creando lo que ellos describen como “dedos”. Mientras tanto, los patrones naturales solo se producen cuando ambas placas de hielo tienen aproximadamente el mismo grosor. En el 2007, el profesor John Wettlaufer de la Universidad de Yale (EE.UU.) publicó un estudio en la revista ‘Physical Review Letters’ explicando la anomalía: “Hemos demostrado que este sorprendente fenómeno no es el resultado de alguna propiedad peculiar del hielo, sino más bien un fenómeno mecánico general y robusto, reproducible en el laboratorio con otros materiales flotantes”, explicó.

TAN TEMIDO COMO ODIADO: El lobo, aquel gran incomprendido

Lobo tan temido como odiadoPerseguido implacablemente desde tiempos ancestrales casi hasta su extinción en Europa, EE.UU. y Canadá debido tanto a su ferocidad como a su espectral aullido que lo hizo parte de clásicas historias de horror, el lobo es una de esas criaturas odiadas y temidas a la vez , victima de una caza incesante que lo ha hecho desaparecer de vastos territorios donde otrora eran dueños y señores, refugiándose en lugares inaccesibles del hemisferio norte, pero ni aun allí están a salvo de sus perseguidores. Otra de las razones por las que algunas personas no les gustan los lobos es porque ellos matan animales domésticos como su ganado e incluso pueden buscar otras fuentes de comida para poder sobrevivir. Pero el problema no está en los lobos, sino en el ser humano, ya que hemos tomado lentamente lo que alguna vez consideraban su territorio, y éstos están haciendo lo que instintivamente hacen de acuerdo a las leyes de la naturaleza. Los lobos están tratando de recuperar el lugar que los humanos les hemos arrebatado… Ellos sólo intentan sobrevivir. El odio irracional que se le tiene ha originado por ejemplo que a principios del año 1500, en Inglaterra los lobos fueron eliminados casi por completo de sus hábitats naturales. Los hombres los cazaban a caballo, con frecuencia ponían trampas y abrían fosas para que cayeran dentro de estas. En Europa se desarrollaron estas mismas técnicas, y en 1700 casi todos los lobos estaban extintos. Con el desarrollo de la ciencia y la tecnología, se fabricaron nuevas armas y surgieron nuevas tácticas en la caza de lobos. Y es que a medida que la población crecía, paulatinamente iban ocupando sus territorios y los lobos al frecuentar zonas donde existen ganados – ya que estos animales están situados muy cerca de su hábitat natural – eran considerados una ‘amenaza’ por los ganaderos quienes no estaban contentos con su presencia, ya que perdían mucho dinero cuando un lobo mataba a una de sus crías y sentían por ello que estaba ‘justificado’ el cazar y matarlos. Esto ha originado que muchas especies de lobos hayan desaparecido y otras desciendan en forma drástica. Se estima que en el siglo XIX, más de un millón de lobos de todo el mundo murieron innecesariamente. Tal vez le sorprenda saber que en los Estados Unidos las cosas no estaban del lado de los lobos. En 1919 se inició una campaña en contra del lobo, y se asesinaron ‘legalmente’ a miles de ellos. Esto siguió hasta que en 1942 se decidió que era necesario parar con estas matanzas. Aun así, los daños ya se habían hecho y se habían reducido drásticamente un gran número de lobos, así como su hábitat natural, en EE.UU. los lobos todavía no han sido capaces recuperarse a pesar de que lo estén haciendo bastante bien algunos lugares, gracias a los programas de protección y los esfuerzos por la conservación de estos animales. Actualmente varias especies de lobos siguen en peligro de extinción. Para muchas personas, los lobos no son tan importantes como algunos otros animales en la misma lista. Esto hace que sea aún más difícil conseguir la financiación adecuada para cubrir los costos de los esfuerzos por conservar y protegerlos. Hacer que las personas entiendan que los lobos son parte importante de la naturaleza es parte de los esfuerzos que existen para salvarlos en diferentes lugares. Cambiar la mentalidad que las personas tienen sobre estos animales es importante ya que su sacrificio da paso hacia la extinción. La protección de su medio natural es por ello muy importante. Estos animales tienen que tener suficiente comida y espacios protegidos para que sean capaces de sobrevivir sanos y salvos. Existen muchas organizaciones que se dedican a ayudar a las poblaciones de los lobos. También hay programas que ayudan a reintroducir a los lobos en los lugares en los que vivieron alguna vez, pero luego se extinguieron. Estas iniciativas han tenido éxito en muchas áreas, incluyendo Parques Nacionales como Yellowstone. A pesar de esto, en la actualidad, muchas especies de lobos siguen estando en grave peligro. En Europa, similares iniciativas han sido bloqueadas porque siguen considerando a los lobos como un ‘peligro’ y en muchos países se han opuesto a su reintroducción en zonas donde antes existían. Pero la situación de los que sobreviven en áreas mas remotas no es mucho mejor, ya que hace poco en Noruega se dio a conocer un plan para matar al 70% de su población de lobos como respuesta a la interesada denuncia de los ganaderos, que señalan ‘que están devorando las ovejas de sus rebaños’ concentradas en el suroeste del país, algo cuestionado por los grupos conservacionistas, que aseguran que el daño real es mínimo. Se estima que existen alrededor de 68 ejemplares en Noruega y esta medida establece que se matarán a 47 de ellos. La secretaria general del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en la nación nórdica, Nina Jensen, calificó la medida de una masacre injustificada, al mismo tiempo, dijo que eliminar al 70 por cien de la población de lobos no es digno de una nación que se autoproclama defensora de las causas ambientales. Como podéis notar, el futuro de los lobos esta en grave peligro y si no se toman medidas eficaces para salvarlos, desaparecerán antes de lo que uno se imagina.

A %d blogueros les gusta esto: