THE TREE OF LIFE: El árbol más solitario y aislado del planeta

THE TREE OF LIFESituado en el Reino de Bahréin, un diminuto país desértico formado por pequeñas islas en medio del Golfo Pérsico, se dice que podría ser descendiente de los árboles del Paraíso. Por lo tanto, algunos creen que es el lugar donde se situaba el mítico Jardín del Edén. Nos referimos a una resistente acacia, que ha sido bautizado con el pomposo título de The Tree of Life (El Árbol de la Vida), aunque su nombre en árabe significa la montaña de humo, debido a la neblina que a menudo le rodea. Con una edad aproximada de 400 años de edad, es digno de admirar como se mantiene obstinadamente verde en mitad del desierto, cerca del monte Jebel Dukhan. Está a 134 metros sobre el nivel del mar y es empleado como mezquita. El manantial de agua donde el árbol recoge sus nutrientes es todavía un misterio porque no existe ni una gota del líquido elemento en kilómetros a la redonda. Verdaderamente es increíble observar cómo un tronco de árbol, el único ser vegetal que allí prospera, se hunde en la arena del desierto, como si se resistiera a secarse y morir. Los científicos han especulado que la fuente de agua más cercana posible es un arroyo subterráneo a tres kilómetros de distancia y que de alguna manera saca agua de esa corriente gracias a sus profundas raíces, otros en cambio dicen que es capaz de captar la humedad de las brisas que soplan desde el Golfo Pérsico o extraer de alguna manera la humedad de los granos de arena. Según las leyendas locales, el árbol se encuentra en lo que alguna vez fue el bíblico Jardín del Edén, y por lo tanto tiene una fuente de agua mística, pero otra leyenda afirma que el árbol existe desde tiempos preislámicos y está protegido por el antiguo dios sumerio Enki. Como podéis imaginar, el árbol se ha convertido en una atracción turística local, ya que es el único de tamaño importante que crece en la zona y es visitado por aproximadamente 50.000 turistas cada año, y es muy popular por estar creciendo en medio de la nada, sin fuente de agua notoria y que por otra parte, nunca ha sido regado. El propio Bahrein es un país desértico con poca o ninguna lluvia durante todo el año y como resultado de esto, también se cree que alrededor del árbol se practicaban ritos antiguos. En octubre del 2010, arqueólogos desenterraron cerámicas de unos 500 años de antigüedad y otros artefactos en las proximidades del árbol. Un análisis del anillo del suelo y del árbol conducido hace más de 20 años concluyó que fue plantado aproximadamente en 1582. Fue en el 2013, cuando el gobierno decidió intervenir rodeando al árbol con un muro de hormigón empotrado y una valla con el fin de protegerlo del vandalismo. Es digno de admirar su resistencia a las condiciones extremas donde se levanta y ello lo convierte en una maravilla de la naturaleza.

Anuncios

SCIENCE: Un gran “experimento agrícola” de los EE.UU. oculta un arma biológica

Insect AlliesCientíficos del Instituto Max Plank de Biología Evolutiva en Plön (Alemania) y de la Universidad de Montpellier (Francia) así como abogados de la Universidad de Friburgo (Alemania) publicaron esta semana en la revista Science un artículo inquietante, en el que denuncian que un ‘revolucionario’ programa de investigación agrícola en los EE.UU. puede ocultar en realidad un objetivo diferente y mucho más letal. El experimento, financiado por la agencia militar DARPA (el siniestro brazo de investigación avanzada del Pentágono), emplea insectos para dispersar virus infecciosos modificados genéticamente sobre cultivos con el objetivo, aparentemente inocente, de reforzar su resistencia ante sequías, enfermedades o herbicidas. Sin embargo, según los autores del texto, la intención final puede ser el desarrollo de una potente arma biológica. Si ese fuera el caso, advierten, supondría una clara violación de los tratados internacionales que prohíben este tipo de armamento. El experimento de cuatro años, llamado “Insect Allies” comenzó en el verano del 2017 con una respaldo de 27 millones de dólares en contratos de investigación adjudicados a tres grupos académicos. Su principal característica es que emplea una técnica, la alteración genética ambiental horizontal (HEGAA), para introducir cambios genéticos en cultivos, pero no en el laboratorio, sino cuando ya están plantados. El virus modifica los cromosomas de las plantas, una alteración que previsiblemente puede aumentar su resistencia ante diferentes desafíos ambientales. La diferencia es que en este caso los virus no son dispersados a través de medios tradicionales, como equipos de fumigación, que se monitorizan y controlan con mayor facilidad, sino que DARPA pidió específicamente que se hiciera a través de insectos. Es en este punto en el que los autores del artículo encuentran motivos para la alarma. Para empezar, “controlar la propagación espacial y taxonómica de los virus será complicado”, alertan. Los insectos son, como es lógico, completamente impredecibles y los virus también pueden afectar a las semillas, no solo a las plantas en crecimiento. Además, a su juicio, recurrir a insectos no implica ningún beneficio y habría sido perfectamente posible el despliegue de equipos de rociado agrícola. “La única justificación que se ha presentado en un documento público es que la fumigación requeriría una infraestructura que no está disponible para todos los agricultores, pero es difícil imaginar que en EE.UU. no esté garantizado el acceso a estos equipos ante cualquier emergencia”, explican los científicos. No cabe duda que el enfoque de DARPA refleja la intención de desarrollar una tecnología ofensiva. El equipo cree que solo harían falta sencillas modificaciones en el método para generar una nueva clase de armas biológicas de acción rápida, armas que podrían destruir cualquier cultivo de un enemigo sin grandes equipos y sin la necesidad de pulverizar el agente tóxico directamente. Solo hace falta que los insectos se posen en los campos y podría usarse para causar daños a gran escala y potencialmente devastadores. Las plantas morirían o sus semillas quedarían esterilizadas. En la actualidad, el plan se ha puesto en práctica en invernaderos estadounidenses con plantas de maíz y tomate, mientras que las especies de insectos utilizadas incluyen saltamontes, moscas blancas y pulgones. La elección de los cultivos también intranquiliza a los investigadores. El maíz es una especie de la que dependen millones de personas, principalmente en América Latina y África, para cubrir sus necesidades nutricionales básicas. Según escriben en Science, la agencia militar descartó explícitamente los proyectos enfocados en plantas con implicaciones limitadas para la seguridad alimentaria mundial, como el tabaco o la Arabidopsis, una pequeña especie herbácea. Los autores desconocen si el programa ya ha tenido algún tipo de impacto en la bioseguridad y piden a DARPA una mayor transparencia en sus planes. Desde su punto de vista, la investigación viola flagrantemente la Convención sobre las Armas Biológicas, en la que participan más de 180 países. Este tratado internacional prohíbe desarrollar, producir o almacenar agentes o toxinas con fines hostiles. “El uso de estos insectos cargados de virus modificados, podría socavar seriamente las mejores prácticas y reglas que han contribuido a mantener nuestro mundo libre en gran parte del uso devastador de las armas biológicas desde hace más de 60 años”, señalan en el documento. Además, advierten de que el proyecto podría ser imitado con facilidad por competidores en cualquier parte del mundo con fines igualmente dudosos. Por ese motivo, “cualquier investigación biológica de interés debería justificarse de forma plausible como un propósito pacífico”, añaden. Preguntado por si temen algún tipo de represalia legal por su polémico artículo, se defienden que no han publicado nada secreto, solo la información que está disponible públicamente a través de DARPA o los investigadores. “Hemos sido extremadamente cautelosos para distinguir entre los hechos derivados de estas fuentes y nuestras conclusiones. Creemos que se requiere con urgencia un amplio debate social, científico y legal sobre el tema”, aseguraron. Sin duda, el planteamiento de que en invernaderos de EE.UU. se pueda estar desarrollando un arma biológica no pasará desapercibido.

EE.UU.: Los osos de Yellowstone vuelven a ser una especie protegida

BROWN BEARUn juez estadounidense ha ordenado que los famosos osos pardos que viven en el parque nacional de Yellowstone y en sus alrededores estén de nuevo en la lista de especies en peligro de extinción. Este fallo es histórico para la conservación de la vida silvestre en EE.UU. La medida significa que la polémica cacería deportiva de osos pardos en los estados de Wyoming e Idaho (fuera de los límites del parque) será cancelada de manera indefinida, extendiendo estas protecciones contra la caza que ha durado 44 años. Tim Preso, del bufete de abogados ambientalistas EarthJustice, que fue el abogado principal en un caso que impugnaba la eliminación de la protección de los osos, estaba eufórico cuando hizo declaraciones desde su oficina en Bozeman, Montana, luego de que se supiera la decisión.Preso también dijo que era “trascendental” dada la ambición de los cazadores por los osos pardos y las amenazas cada vez mayores para sus supervivencia en este siglo. Entre dichas amenazas se encuentra la del cambio climático, que ha afectado a un alimento clave del oso pardo, las semillas que se encuentran dentro de las piñas de corteza blanca. El juez Dana Christensen, que trabaja en un tribunal de distrito de Montana, había “hecho gran parte de los deberes cuando presentamos nuestro caso y, por eso, teníamos esperanzas”, comentaba el abogado. “Este es un caso que será conocido y es una parte importante del legado de la conservación estadounidense. Hizo lo que tiene que hacer un juez: aplicar la ley sin ser influenciado por la política”. Hay otras cuatro poblaciones de osos pardos en el norte de las Montañas Rocosas, de las cuales solo una es importante en tamaño. Salvar a los osos pardos de la extinción en el área de Yellowstone es considerado uno de los mayores éxitos de la vida salvaje. El número de osos ha repuntado hasta los más de 700 de los 135 que se contabilizaron hace tres décadas. Como tal, los estados de Wyoming, Montana e Idaho han hecho una fuerte presión para que se elimine a los osos de las protecciones generales. Sin embargo, todavía hay preguntas en torno a su recuperación. El argumento clave de Preso y sus colegas es que, como población insular de osos pardos, aislados y separados de otros grupos de osos, los osos de Yellowstone se enfrentan a continuos desafíos. La verdadera recuperación biológica, tal como se especifica en la Ley de Especies en Peligro de Extinción, dijo el juez, significa reconectar a la población de osos de Yellowstone con otras poblaciones en los 48 estados continentales. Esto no ha ocurrido. De hecho, la magistrada calificó de arbitraria y caprichosa la justificación del caso del Gobierno para eliminar a los osos de la lista de especies protegidas. Las autoridades encargadas de la vida salvaje, por su parte, expresaron su decepción. Los líderes del departamento de caza y pesca de Wyoming estaban ansiosos por autorizar la primera cacería de osos en dos generaciones, lo que habría permitido que se “capturaran” hasta 22 ejemplares este año. Ese plan fue recibido con una feroz protesta, incluyendo unos 650.000 comentarios de ciudadanos de todo el país y de todo el mundo oponiéndose a la matanza deportiva de criaturas que son un tesoro para Yellowstone, el parque nacional más importante de EEUU. Preso dijo que espera que los abogados de los estados apelen contra la decisión de Christensen y que probablemente se pongan de parte de grupos que defienden la caza como Safari Club International. El superintendente del parque nacional de Yellowstone, Dan Wenk, quien se retira luego de 43 años en el puesto, expresó su preocupación el pasado fin de semana en su fiesta de jubilación por la seguridad de los osos que deambulasen más allá de los límites del parque. Teme que puedan ser asesinados por los cazadores como sucedió en el infame caso de Cecil el león de Zimbabwe. Durante una entrevista en Wyoming, la semana pasada, Jane Goodall también defendió a los osos. “No deberíamos matar animales por diversión. Deberíamos celebrar que los osos pardos están vivos y no ir corriendo a dispararles”, concluyó.

NATURE: El fascinante mundo de las hormigas

HORMIGASurgieron hace cien millones de años y son uno de los grupos zoológicos de mayor éxito en el mundo, con cerca de 14,000 especies descritas, aunque se estima que pueden ser más de 22,000. Se identifican fácilmente por sus antenas en ángulo y su estructura en tres secciones con una estrecha cintura. Forman colonias de un tamaño que se extiende desde unas docenas de individuos predadores que viven en pequeñas cavidades naturales, a colonias muy organizadas que pueden ocupar grandes territorios compuestas por millones de individuos. Estas grandes colonias consisten sobre todo en hembras estériles sin alas que forman castas de obreras, soldados y otros grupos especializados. Las colonias de hormigas también cuentan con algunos machos fértiles y una o varias hembras fértiles llamadas reinas. Estas colonias son descritas como superorganismos, dado que las hormigas parecen actuar como una entidad única, trabajando colectivamente en apoyo de la colonia, colaboran entre si, se protegen, se ayudan, transportan a sus heridos tras una batalla con sus enemigos, incluso hasta pueden fabricar medicamentos para evitar que ciertas bacterias se propaguen en el interior de una colonia. El estar unidos ha sido la clave de su éxito para vivir tanto tiempo. Han colonizado casi todas las zonas terrestres del planeta; los únicos lugares que carecen de hormigas nativas son la Antártida y algunas islas remotas o inhóspitas. Las hormigas prosperan en la mayor parte de estos ecosistemas y se calcula que pueden formar el 15-25 % de la biomasa de los animales terrestres. Se estima que hay entre mil billones (10) y diez mil billones (10) de hormigas viviendo sobre la Tierra. Se considera que su éxito en tantos entornos se debe a su organización social y a su capacidad para modificar hábitats, a su aprovechamiento de los recursos y a su capacidad de defensa. Su prolongada coevolución con otras especies las ha llevado a desarrollar relaciones miméticas, comensales, parásitas y mutualistas. Sus sociedades se caracterizan por la división del trabajo, la comunicación entre individuos y la capacidad de resolver problemas complejos. Estos paralelismos con las sociedades humanas han sido durante mucho tiempo fuente de inspiración y objeto de numerosos estudios. Muchas culturas humanas las utilizan como alimento, medicina y como objeto de rituales. Algunas especies son muy valoradas en su papel de agentes de control biológico. Sin embargo, su capacidad de explotar recursos provoca que las hormigas entren en conflicto con los humanos, puesto que pueden dañar cultivos e invadir edificios. Algunas especies, como las hormigas de fuego (género Solenopsis), son consideradas especies invasoras, ya que se han establecido en nuevas áreas donde han sido introducidas casualmente. Por cierto, al contrario a lo que la gente normalmente piensa, las hormigas sí duermen. Estudios publicados por las Universidades de Texas y San Petersburgo, han revelado que lo que en apariencia es una actividad permanente, se debe a que duermen períodos muy cortos. Al parecer cada una de sus “siestas” dura solamente 1 minuto, y durante un día un tiempo total de 4 horas, mientras que las reinas duermen hasta 9 horas. Al no tener un ciclo de día y noche, causado por el hecho de vivir la mayor parte del tiempo bajo tierra, la función del sueño en ellas es aún desconocida. Al estar bien adaptadas al medio, con un mecanismo vivo y muy sofisticado, las hormigas han podido sobrevivir a todo tipo de cataclismos y glaciaciones, siendo testigos del surgimiento, auge y caída de los dinosaurios y sin duda alguna, lo serán también de los humanos.

ANOMALIAS DE LA NATURALEZA: Las luces de Hessdalen

Hessdalen lightsEn la Tierra no faltan los fenómenos luminosos singulares, desde las auroras a los fuegos fatuos o las luces de terremoto. Uno de los más extraños lleva ocurriendo en el valle noruego de Hessdalen desde hace varias décadas y que la ciencia no encuentra explicación. Su máxima intensidad se produjo entre diciembre de 1981 y mediados de 1984, con hasta 20 avistamientos cada semana. Posteriormente decreció hasta un par de decenas al año, pero sigue observándose, como demuestra un reciente informe sobre dado a conocer el pasado mes de agosto. Todo comenzó el 20 de diciembre de 1981, cuando Nils Kare y Nesvold Holden estaban de viaje cerca de la ciudad de Vongraven. Eran las siete de la tarde cuando los dos vieron lo que parecía ser una gran “estrella” en el cielo, era muy brillante, y se movía en línea recta a lo largo de una cadena de montañas. La “estrella” se movía, a veces lento y otras aumentaba la velocidad hasta que, en cierto punto, desaparecía. Su historia, se extendió rápidamente por toda la comarca, e incluso no faltaron quienes lo relacionaron con los OVNIS (Objetos Voladores No Identificados). En noviembre de 1982 el fenómeno también ocupó un lugar en la televisión noruega NRK, quienes atraídos por el clamor de las continuas historias que circulan en la zona, aparecieron en el lugar armados con cámaras. En ese momento se pudo filmar durante 50 minutos un objeto brillante en el cielo. La conmoción que siguió al ver el avistamiento en las noticias, dio lugar a la intervención de la Fuerza Aérea de Noruega, que investigó el caso, sin poder confirmar si se trataba de fenómenos climáticos inusuales. Al realizar estudios, más detallados y sistemáticos, por parte de diversos grupos involucrados en los fenómenos que acontecieron en los años 81 y 83, no llegaron a ninguna conclusión, porque sus resultados se basaban principalmente en la observación visual o, como máximo, en videos o fotos. Lo que es evidente, sin embargo, era que los incidentes fueron numerosos. Cientos de actos se registraron durante esos tres años, el 85% de los cuales fueron descritos como “luces brillantes en el cielo nocturno”, mientras que el restante 15% se refiere a observaciones hechos durante el día. Dado que ningún organismo prestaba a esas luces la atención que merecían, en 1983 un grupo de 5 miembros iniciaron el “Proyecto Hessdalen”, liderado por el investigador del fenómeno OVNI Dr. Erling Strand, con el objetivo de encontrar una explicación a este enigma. En 1998, dentro del marco de este proyecto se instaló una estación automática para observar las luces. La estación incluía varias cámaras ópticas, infrarrojas, magnetómetros, sismógrafo y un contador Geiger entre otros aparatos. Luego de varios años analizando los datos obtenidos, los investigadores no llegaron a ninguna conclusión sobre su causa, proponiendo diferentes orígenes. Para uno de los miembros, Odd-Gunnar Roed, “las luces parecían trazar movimientos inteligentes” mientras el propio Strans afirmaba: Si las luces se deben a un fenómeno natural, es extraño que hayan aparecido de repente en los 80 y que ocurran solo en esta zona. En Agosto del 2000, un grupo de científicos italianos del Consejo de Investigación Nacional, del Instituto de Radioastronomía de Bolonia, realizaron un estudio de las emisiones electromagnéticas (visibles y de radio), en el marco de un proyecto llamado EMBLA, liderado por el Dr. Massimo Teodorani. Como resultado de este estudio, Teodorani escribió acerca de las luces: Se trata de un efecto luminoso debido al plasma térmico; Las “esferas” no son objetos únicos, sino que están compuestos de múltiples esferas más pequeñas vibrando en torno a un punto único, pueden expeler partículas luminosas y cambian de forma continuamente; Asimismo, el incremento de luminosidad de las “esferas” se debe al aumento de la superficie emisora de luz. En una charla en Hessdlen en el 2002, el Dr. Teodorani afirmaba sin rubor, que la forma esférica de los objetos luminosos se debía a la existencia de una gravedad interior al cuerpo que lo cohesionaba. En agosto de ese año, el mismo equipo realizó un nuevo estudio en el que se obtuvieron nuevas fotografías de luces que aparecían en el valle y llamaron mucho la atención por la diversidad de formas caprichosas observadas en los cielos. Como era de esperar, los que son escépticos afirman sin prueba alguna que lo sustente, que en realidad “esas luces provienen de los faros de los coches que circulan por una carretera local y son los que aparecen por encima de la línea del horizonte. Pero estas explicaciones dadas no dejan de ser simples conjeturas ya que los avistamientos distan mucho de parecerse a un reflejo de las luces y se dan cuando no hay nubes en el cielo. Entonces ¿donde se van a reflejar? A día de hoy, sigue sucediendo y nadie ha podido aclarar satisfactoriamente, el origen de este misterio.

DRAMATICA ADVERTENCIA: El cambio climático podría alcanzar un punto de no retorno

GLOBAL WARMINGCientíficos del Reino Unido y los Países Bajos han advertido de que la Tierra podría atravesar un ‘punto de no retorno’ para el 2035 si los gobiernos no actúan decididamente a la hora de luchar contra el cambio climático, ya que sería poco probable limitar el calentamiento global por debajo de los 2°C en el 2100. Según un estudio publicado en la revista de la Unión Europea de Geociencias Earth System Dynamics, expertos de diversas instituciones también muestran que la fecha límite para limitar el calentamiento a 1,5°C ya ha pasado, a menos que se tome una acción climática “radical”. “En nuestro estudio demostramos que hay plazos estrictos para tomar medidas climáticas”, dice el profesor Henk Dijkstra de la Universidad de Utrecht (Países Bajos) y uno de los autores del estudio. “Llegamos a la conclusión de que queda muy poco tiempo antes de que los objetivos de París se vuelvan inviables incluso con drásticas estrategias de reducción de emisiones”, alerta. Tanto Dijkstra como sus colegas, del Centro de Utrecht para Estudios de Sistemas Complejos y de la Universidad de Oxford (Reino Unido), querían encontrar el ‘punto de no retorno’ o plazo para la acción climática, es decir, el último año posible para comenzar a reducir fuertemente las emisiones de gases de efecto invernadero antes de que sea demasiado tarde para evitar un peligroso cambio climático. “El concepto de ‘punto de no retorno’ tiene la ventaja de contener información temporal, que consideramos muy útil para informar acerca del debate sobre la urgencia de tomar medidas climáticas”, asegura el investigador doctoral de la Universidad de Oxford Matthias Aengenheyster, también firmante del estudio. Usando información de modelos climáticos, el equipo determinó la fecha límite para iniciar acciones climáticas para mantener el calentamiento global probable (con una probabilidad del 67%) por debajo de 2°C en 2100, dependiendo de cuán rápido la humanidad pueda reducir las emisiones usando más energía renovable. Para limitar el calentamiento global a 1,5°C en 2100, la humanidad tendría que tomar medidas climáticas fuertes mucho antes. Solo habría que esperar hasta el 2027 para comenzar a hacerlo si se pudiese aumentar la participación de las energías renovables a una tasa del 5% anual. Pero para los científicos, ya se ha superado el ‘punto de no retorno’ para el escenario de acción climática más modesto, donde la proporción de renovables aumenta en un 2% cada año. En este escenario, a menos que se elimine el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, ya no es posible alcanzar el objetivo de 1,5°C en 2100 con una probabilidad del 67%, según los expertos. La eliminación de los gases de efecto invernadero de la atmósfera, mediante el uso de la tecnología de “emisiones negativas”, podría dar a la Tierra un poco más de tiempo: entre 6 y 10 años. “Esperamos que ‘tener una fecha límite’ pueda estimular el sentido de urgencia de actuar por los políticos y los responsables políticos. Queda poco tiempo para alcanzar los objetivos de París”, advierte Dijkstra.

A %d blogueros les gusta esto: