AUSTRALIA: Unas algas ‘iluminan’ el mar de Tasmania con luces de neón

TasmaniaCuriosa noticia que nos trae The Daily Telegraph, acerca de un inusual espectáculo en la isla de Tasmania que ha atraído a muchos australianos, quienes se han dirigido a sus costas para tomar instantáneas de este peculiar fenómeno natural. En efecto, el mar de Tasmania se ha iluminado en los últimos días de un tono azul que resplandece en la oscuridad, y que ha despertado la curiosidad de paseantes y fotógrafos. Las redes sociales no han tardado en llenarse de imágenes que parecen de fantasía. La explicación a este fenómeno está en unas diminutas algas que brillan cuando son perturbadas por las olas o las corrientes, según científicos locales. Estos brillos fluorescentes no representan ningún peligro para el ser humano, aunque sí modifican el entorno marino en el que aparecen. La causante de estos brillos es un alga unicelular llamada Noctiluca scintillans, conocida como chispa de mar. La concentración de estas plantas forma un plancton que durante el día no se nota, pero en la oscuridad se aprecian pequeños destellos luminosos. Un fenómeno conocido como bioluminiscencia que puede aparecer también en lagos. El problema es que este plancton se alimenta de otros microorganismos, explicó el profesor de botánica acuática de la Universidad de Tasmania Gustaaf Hallegraeff a The Daily Telegraph. “Se comporta como una aspiradora y se puede comer todo el otro plancton”, asegura. Según el profesor, los mariscadores de la zona se han quejado de que después del paso de esta chispa de mar los mariscos sufren porque no tienen suficiente plancton para alimentarse. El fenómeno del mar brillante muestra, además, los efectos del cambio climático. Según Hallegraeff, estas algas se registraron por primera vez en Sídney en 1860. Con los años se empezó a expandir hacia el sur y llegó a Tasmania en 1994. Desde el 2000 parece que se ha quedado de forma permanente. “Tenemos cierta evidencia de que las corrientes oceánicas y el calentamiento de los océanos han contribuido a ello. Es en definitiva una especie que está mostrando una expansión espectacular en los últimos 20 años”, considera el profesor. La noche del lunes los visitantes del parque nacional Rocky Cape, en la parte norte de la isla de Tasmania, pudieron disfrutar de este espectáculo de luminiscencia natural. Usuarios de Instagram como Leanne Marshall y Sally Todd compartieron fotografías que han sido reproducidas en todos los rincones del mundo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: